Consejos cuando tienes un familiar con cáncer

Cuidar un familiar con una enfermedad tan grave como el cáncer produce altos niveles de estrés y cansancio, generando el síndrome del cuidador, que se produce al pasar un tiempo en el que se esté apoyando al familiar enfermo. 

Por lo general,  al comienzo, los miembros de la familia y los amigos suelen verse profundamente afectados por los cambios en la salud de un ser querido.

Palabras clave: consejos, familiar, cáncer, cuidado, sindrome del cuidador

¿Cómo se debe cuidar a familiar un con cáncer?

A continuación se ofrecen algunos consejos para ayudar a los familiares y amigos a enfrentar el diagnóstico de cáncer de un ser querido.

  • Sentirse  libre de hacer preguntas al médico si acompaña a su ser querido a una cita, escribiendo  las preguntas para no olvidarlas.
  • Prepararse  para los cambios en el comportamiento y el estado de ánimo del ser querido. Los medicamentos, las molestias y el estrés pueden hacer que alguien con cáncer se deprima o se enoje.
  • Animar al ser querido a ser activo e independiente, en la medida de lo posible, para ayudarle a recuperar la confianza en sí mismo.
  • Ser realista sobre sus propias necesidades. Asegurandose de dormir lo suficiente, de comer adecuadamente y de tomarse un tiempo libre para si mismo. Es difícil ofrecer mucha ayuda cuando se está agotado.
  • No dudar en pedir ayuda a otros familiares y amigos. Los miembros de la familia y los amigos de una persona que está lidiando con el cáncer también pueden encontrarse bajo una gran cantidad de estrés. Lastimosamente, la mayoría huye y evitan contacto con el familiar enfermo. 

Para reducir el estrés hay que tratar de mantener una actitud positiva. Aceptando que hay eventos que no se  pueden controlar. Siendo asertivo en lugar de agresivo, reafirmando los sentimientos, opiniones o creencias en lugar de enojarse, ser combativo,  pasivo o evasivo.

  • Aprender  a relajarse, haciendo ejercicio con regularidad, porque el cuerpo puede combatir mejor el estrés cuando está en forma.
  • Comer comidas bien balanceadas, que contengan elementos energizantes y saludables. 
  • Descansar y dormir, porque el  cuerpo necesita tiempo para recuperarse de los eventos estresantes.
  • Evitar  el alcohol o las drogas para reducir el estrés de tener un familiar cercano enfermo de cáncer.
  • Considerar la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo para compartir las experiencias y aprender de los demás. Lo que, puede ayudar a sentir que no se está solo, con la situación de salud del familiar. 

familiar

Evitando  el Síndrome del Cuidador

El síndrome de estrés del cuidador es una condición caracterizada por el agotamiento físico, mental y emocional, normalmente como resultado de una persona que descuida su propia salud física y emocional porque se centra en el cuidado de un ser querido enfermo, lesionado o discapacitado.

Hay una serie de factores que pueden conllevar al síndrome de estrés del cuidador. Para algunos cuidadores, las exigencias constantes de cuidar a una persona que tiene una enfermedad grave pueden provocar agotamiento. 

Para otros, la falta de límites entre sus funciones de cuidadores y los seres queridos puede ser un desafío. Otros cuidadores se imponen expectativas poco realistas, pensando que pueden hacerlo todo y negándose a pedir ayuda. 

Esto puede deberse a menudo a que no quieren ser una carga para nadie más. Otros cuidadores simplemente se sienten frustrados por las necesidades abrumadoras de su ser querido o por los recursos financieros y de otro tipo necesarios para cuidar a alguien con una enfermedad o discapacidad a largo plazo.

El síndrome de estrés del cuidador tiene un impacto significativo en las vidas de aquellos que cuidan de sus seres queridos. No sólo puede afectar al estado de ánimo del cuidador, sino también a su salud y bienestar a largo plazo. 

Una vez que se  haya reconocido los signos del síndrome de estrés del cuidador, el siguiente paso es controlarlo. Tener esta condición no es inusual y  la clave es hacer de la propia salud una prioridad para que se pueda seguir cuidando al ser querido.

Si está luchando con el síndrome de estrés del cuidador, una de las primeras cosas que puede y debe hacer es tomar un descanso. Aunque se crea que puede manejarlo todo por sí mismo, la realidad es que nadie puede.  

Por lo tanto, es importante, ponerse  en contacto con agencias locales, familiares, amigos o grupos de apoyo para establecer algún tipo de cuidado de relevo.

A continuación, aligerar la carga de cuidador todo lo que se  pueda. Hay un número de servicios disponibles para personas con discapacidades y enfermedades, tales como entrega de comidas, transporte y cuidado de adultos. 

Se debe aprovechar lo que está disponible en el área,  muchos de estos servicios son gratuitos o de bajo costo. Si puede permitírselo, considerar la posibilidad de contratar a alguien para que limpie o haga otras tareas.