Tips para Cuidar tu Cuerpo y Prevenir infecciones por bacterias 

Las bacterias se transmiten a través del contacto cercano entre personas. Varias situaciones incrementan tales contactos.

Palabras clave: Tips, cuidado, cuerpo, prevención, bacterias

Algunas de las formas con las que se pueden contaminar las personas con bacterias, son Vivir o trabajar con otras personas, compartir artículos, darle cuidado a una persona que esté infectada, frecuentar las áreas públicas, entre otras. 

Medidas a tomar para la Prevención de las infecciones por bacterias 

Hay una serie de medidas que se pueden tomar para prevenir la propagación de la infección por  bacterias. A continuación se presentan algunas de ellas.

Vacunarse

La vacunación es la mejor manera de protegerse a sí mismo y a los demás. Por ello, cuando haya una vacuna contra una infección o una enfermedad disponible, es recomendable colocarla. 

Sin embargo, y esto es muy importante, se necesita saber la procedencia y el tiempo de la vacuna. Existen experiencias y testimonios de personas que se han colocado vacunas contra bacterias y han contraído la enfermedad. Se debe tener mucho cuidado al respecto. 

Aplicar medidas de higiene reconocidas

  • Mantener siempre las manos limpias, siguiendo los consejos y técnicas para lavarse las manos.
  • Seguir también  los consejos para toser y estornudar sin contaminar.
  • Evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca con las manos no lavadas. La nariz, los ojos y la boca son lugares de entrada de las bacterias.
  • Evitar el contacto con personas enfermas, ya que pueden ser contagiosas. No acercarse  a ellas y no tocar los objetos que hayan utilizado como los utensilios, por ejemplo.
  • Limpiar los alrededores regularmente, así como los aparatos sanitarios que esté utilizando la persona contaminada.  Por ejemplo, limpiar los mostradores y otras superficies que la persona toque a menudo con las manos. 
  • También lavar los inodoros y los lavabos para mantenerlos limpios, porque la limpieza es muy efectiva para matar las bacterias, que pueden sobrevivir en superficies duras.

exito

Practicar buenas técnicas de seguridad alimentaria para evitar enfermarse

Aunque la mayoría de los casos de infección de origen alimentario no son peligrosas, algunas pueden dar lugar a afecciones médicas graves, como la insuficiencia renal y la meningitis. 

Se pueden prevenir las infecciones por patógenos de transmisión alimentaria en su hogar preparando y almacenando los alimentos de forma segura. Las siguientes precauciones ayudan a matar los microbios presentes en los alimentos que se compran y ayudan a evitar la introducción de nuevos microbios en los alimentos en el hogar:

  • Lavar  la carne, aves, pescado, frutas y verduras bajo el agua corriente antes de cocinarlas o servirlas.
  • Lavarse  las manos con agua y jabón antes y después de manipular la carne cruda.
  • Separar los alimentos crudos de los cocidos. Evitando utilizar los mismos utensilios o tablas de cortar con carne cocida que se usaron para preparar la carne cruda sin lavar entre usos.
  • Cocinar los alimentos a fondo, usando un termómetro para carne para asegurarse de que las aves enteras se cocinen a 180° F, los asados y filetes a 145° F, y las carnes molidas a 160° F. Cocinando  el pescado hasta que esté opaco.
  • Descongelar los alimentos sólo en el refrigerador o en el microondas.

Muchas infecciones graves se pueden prevenir con la vacunación. Aunque las vacunas pueden causar algunos efectos secundarios comunes, como dolor de brazo temporal o fiebre baja, generalmente son seguras y eficaces. No obstante, se debe conseguir información y estar seguros de que los programas de vacunación están bien establecidos y son de alta credibilidad antes de colocar la vacuna.

Tomar precauciones de viaje

  • Si se está planeando un viaje, preguntar al médico si se necesita alguna vacuna. Hablar de los planes de viaje con el médico al menos tres meses antes de partir.
  • Si se va a viajar a un área donde hay enfermedades transmitidas por insectos, llevar y usar un repelente de insectos que contenga DEET. En muchas regiones tropicales, los mosquitos pueden ser portadores de malaria, dengue, fiebre amarilla, encefalitis japonesa u otras infecciones graves.
  • Ponerse las vacunas antes de salir del país, evitando recibir cualquier vacuna, inmunización o tatuaje innecesario en el extranjero. Las agujas y las jeringas (incluso las desechables) se reutilizan en algunas partes del mundo.
  • No consumir hielo mientras se viaja. La congelación no mata todos los microbios infecciosos transmitidos por el agua.
  • Beber solo bebidas embotelladas, como refrescos o agua embotellada, que tengan tapas seguras. Teniendo en cuenta que algunos jugos de fruta pueden estar hechos con agua local impura.
  • Hervir  toda el agua del grifo antes de beberla o beber sólo agua embotellada,  utilizando agua embotellada o hervida para lavarse los dientes.
  • No comer vegetales crudos, incluyendo lechuga, no comer fruta que no haya sido pelada por  usted mismo.
  • No consumir productos lácteos, de leche no haya sido  pasteurizada.